AGENDA-07

Sé que entre los diputados presentes este día en el pleno, no todos estamos satisfechos y conformes con esta decisión, y es que en realidad no deberíamos estarlo. Nos hemos atrasado meses incumpliendo nuestra obligación constitucional de forma injustificada, y este día justifico mi voto para finalmente cumplir y que haya procurador general.

 Algunos podrán celebrar que la decisión unánime es un logro, pues debemos reconocer que ponernos de acuerdo no es un hecho habitual, pero no podemos disimular los intereses partidarios con una votación unánime. Otros se darán espaldarazos contentos con la elección, pero no perdamos de vista que en gran medida hemos sido irresponsables.

 También me queda claro que las cosas no cambian con un voto. Que yo vote en contra, que yo vote a favor, que yo me abstenga de votar, no cambiará nada. Lo que debemos hacer y mi compromiso de aquí en adelante es hacer todos los esfuerzos posibles por reformar nuestros procesos de selección de funcionarios. Evidentemente hay algo que anda mal, evidentemente hay algo que nos complica y nos enreda. Los invito a que reflexionemos y que de ninguna manera nos conformemos con nuestra realidad.